Llegó de China con sus padres cuando tenía nueve años. Vive en el distrito de San Miguel y aunque ya se ha acostumbrado al Perú, siempre recuerda sus orígenes. “Soy importada de China”, dice. De 23 años, es graduada en administración de la Universidad de Lima. ver

 

25 años. Del signo del Tigre, se define como una mujer perseverante. “En la universidad estudié ciencias de la comunicación y logré una beca por un proyecto de emprendimiento. En el deporte, en el 2009, obtuve una medalla de oro en el primer Campeonato Femenino de tae kwon do, y ahora estoy concentrada en la preparación de Miss Perú Tusán”. ver

 

Desde niña quiso postular a Miss Perú Tusán. Ahora con 19 años, cumplió su objetivo, y es por ello que las clases de modelaje le agradan tanto. “Es una gran experiencia”, dice, y una forma de actuar con espontaneidad. Estudia marketing en la ISIL, que para ella es “una carrera muy estimulante”, y piensa aplicar lo aprendido para posicionar algún producto chino. ver

 

Nació en Lima hace 20 años y a los 14 se fue a China a seguir sus estudios escolares. “Regresé porque soy peruana”, dice muy risueña. Regida por el signo del Buey, le encanta estar en familia y cuidar el jardín. Entre sus proyectos está el estudiar contabilidad, mientras tanto trabaja como administradora y cajera de un restaurante. ver

 

De 23 años, participa por primera vez en un concurso de belleza. Nacida bajo el signo del Conejo, trabaja en una empresa del rubro de alimentos y bebidas. Se considera una mujer moderna, pero no por ello ha dejado de valorar su cultura ancestral y sobre todo de apreciar la comida china. ver

 

De 20 años, estudia diseño de modas, pero por ahora trabaja como representante médico. Le gusta pintar y afirma que la mayor ventaja de ser mujer es la gran capacidad para desempeñar los roles de madre, esposa y profesional a la vez. El potaje que más le gusta es el lomo saltado. ver

 

Tiene 26 años y una gran familiaridad con las cámaras. “Desde febrero, participo en algunos desfiles convocada por agencias de modelos”, dice. Estudiante de administración, actualmente realiza sus prácticas preprofesionales y en año y medio, cuando termine sus estudios, espera encontrar un trabajo fijo. De seguro, propuestas le lloverán. ver

 

Tiene 20 años y estudia medicina humana en la Universidad Particular San Martín de Porres. “El hecho de ayudar a otros es muy gratificante. Cuidar a los demás es lo más importante, por eso estudio esta carrera”. Nobleza propia de las nacidas bajo el signo del Caballo. ver

 

De 26 años, considera que la mujer tusán se caracteriza por ser trabajadora, elegante y diplomática, aportes de la cultura china que, al fusionarse con el emprendimiento y habilidad de la peruana, dan como resultado un ser maravilloso. Por ello es que se siente orgullosa de ser tusán. ver

 

Este año está regido por su signo, el Conejo, de allí su carácter calmado y paciente, que le ayuda a sobrellevar los problemas y a ser sutil en el trato con las personas. Se desempeña desde hace un año como psicóloga en una empresa privada, y considera una gran experiencia participar de Miss Perú Tusán. Sus padres son peruanos y su abuelo chino. ver

 

Precoz estudiante, luego de terminar la secundaria a los 15 años decidió estudiar ingeniería civil en la universidad Ricardo Palma. Ahora a los 20, está muy cerca de terminar la carrera y ansía viajar a China para continuar aprendiendo el idioma de sus ancestros. ver

 

Estudiante preuniversitaria de 18 años y del signo del Gallo, aspira convertirse en una excelente doctora en medicina, de allí que el oncólogo peruano Elmer Huerta sea su personaje más admirado. De las actividades de Miss Perú Tusán, la que más le gustó fue las clases de maquillaje. ver

 

Tiene 20 años y estudia traducción en la Universidad de Lengua y Cultura de Beijing (BLCU). Quizá más adelante se anime por estudiar finanzas y comercio exterior, dice. Mientras tanto, “la paso muy bien y ya conozco varias culturas”, señala esta nativa del signo Cabra que está de vacaciones en Lima. ver

 

Tiene 18 años y hace dos participó en Miss Teen Perú donde obtuvo el premio a la mejor silueta. Y cómo no, si administra un gimnasio en Surco, que es el negocio familiar. Le gusta modelar, bailar y más de una vez ha intervenido en el Corso de Wong en las coreografías de la diablada puneña, su danza preferida. ver

 

De 18 años, llega al concurso con la calidez de las tierras norteñas de La Libertad. Espigada estudiante de ingeniería industrial en la Universidad Privada del Norte, aspira trabajar en el departamento de logística de alguna empresa. ¿Cómo sigue sus cursos universitarios? A través del aula virtual. ver

 

23 años. Aunque su abuelo paterno cambió su apellido cuando llegó al Perú, no por ello olvida su doble ascendencia oriental. Profesora de primaria de un colegio bilingüe (en inglés), como jugando también enseña a sus alumnos algunas palabras en mandarín como ‘hola’ y ‘gracias’. Es que está orgullosa de sus raíces. De hecho ya conoce China. ver

 

De 24 años, graduada en Ingeniería de Sistemas Empresariales en la Universidad Científica del Sur, actualmente trabaja como analista de calidad de software. Sus hobbies son escuchar música, dibujar y pintar. También ver películas. ver

 

Tiene 18 años, es del signo del Gallo y trabaja como recepcionista de una concesionaria de autos. Su nombre deriva de ‘Quo Vadis’ y fue idea de su papá, gran admirador del escritor Henryk Sienkiewicz. Ha hecho grandes amigas en el concurso. “Somos un grupo muy unido. Siempre nos juntamos para ir a cenar o almorzar y vamos a continuar haciéndolo aun después de la elección”, dice. ver

 

De 19 años. Participar en Miss Perú Tusán le ha servido para profundizar sus conocimientos de la cultura china. Ahora ya sabe el porqué de las costumbres que en su hogar se practican. “El respeto a los mayores, por ejemplo, fue promovido por Confucio, también la disciplina y el respeto a los horarios”, dice. ver